jueves, 31 de diciembre de 2009

JAVIER GIL MARTÍN


Escribir
como se escupe al cielo

mancharse los dedos
con la tinta

2 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

magnífica concisión y un reto en una culturilla tan recurrente de los halagos y prebendas.

Javier Gil es un poeta lento, un buen poeta, también.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

y amable
y cercano
y hermoso