jueves, 28 de agosto de 2014

ALEJANDRA PIZARNIK

"Cuando escribo, jamás evoco a un lector. Tampoco se me ocurre pensar en el destino de lo que estoy escribiendo. Nunca he buscado al lector, ni antes, ni durante, ni después del poema. Es por esto, creo, que he tenido encuentros imprevistos con verdaderos lectores inesperados, los que me dieron la alegría, la emoción, de saberme comprendida en profundidad."

2 comentarios:

Sarco Lange dijo...

hay un tema atroz que habla del daño de una chica obligada a transar lo que no se debe transar, y al final, se cambia el ritmo y de la nada se escucha "mañana Alejandra, mañana"....

Un beso.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Todo lo que toca Alejandra se convierte en algo atroz.